FAQ - Clínica IMEMA

imema - Instituto Médico Estético de Madrid

RESERVA TU CITA: Teléfono imema Instituto Médico Estético de Madrid
Son muchas las preguntas que nos plantea nuestra estética. En este apartado descubrirás información útil sobre todos nuestros tratamientos estéticos.

 

Selecciona una categoría de preguntas:

IMEMA reúne los mejores especialistas en las principales especialidades médico-quirúrgicas relacionadas con la salud y el bienestar.

Una asistencia integral y personalizada que permite una atención eficaz y adaptada a su necesidad.

IMEMA cuenta con excelentes condiciones de financiación para poder realizar sus tratamientos.

El trasplante de pelo está indicado en cualquier hombre o mujer con alopecia y que conserve una zona dadora (de pelo) suficiente para cubrir el área calva, de acuerdo con sus expectativas.

El trasplante de unidades foliculares, debido a la gran versatilidad de emplazamiento y a que evita el daño del pelo preexistente, permite el trasplante de pelo en mujeres con buenos resultados.

El trasplante folicular se emplea no sólo en casos de calvicie común, sino también en alopecias por quemaduras, traumatismos, radioterapia y no sólo en el cuero cabelludo, también se utiliza para repoblar las cejas, el bigote,...

El trasplante de pelo, o injerto capilar, puede realizarse a cualquier edad siempre que haya una buena zona dadora. Cada día operamos a más personas jóvenes que no desean que su calvicie sea detectada por su entorno, pero también operamos a personas de edad avanzada que quieren dejar de ser calvos aprovechando los avances de la técnica.

El pelo trasplantado no está predispuesto genéticamente a perderse. Se ha demostrado que la calvicie es debida a la que los pelos predispuestos que tienden a caerse tienen un receptor para una enzima, la 5-alfa-reductasa que posibilita la transformación de la testosterona en 5-alfa-dihidrotestosterona, responsable final de la caída del cabello. El pelo de la nuca, de donde se saca para el trasplante, no tiene receptor para esta enzima no se caerá al ser trasplantado.

El micro trasplante folicular permite crear trasplantes de pelo indetectables, evitando el efecto de “pelo de muñeca”, “pelo en pincelito”, “pelo en broca” y “pelo en macetita” que ocurría antiguamente y ha pasado a ser historia con las nuevas técnicas.

Hoy se realizan sesiones en las que se trasplanta una gran cantidad de unidades foliculares (con 2,5 pelos por término medio), por lo que con una sesión de trasplante de pelo suele ser suficiente para conseguir los objetivos. En aquellos casos en los que la alopecia avance pueden ser necesarias nuevas sesiones pasados los años.

Con la más moderna técnica de trasplante, se trasplantan unidades foliculares, que tienen de uno a cuatro pelos. El número de unidades que se trasplanta dependerá de la densidad y extensión de la zona dadora y de la extensión del área receptora o calva.

No existe límite para el número de intervenciones siempre que haya suficiente, en nuestra experiencia, para las alopecias grandes suelen ser de 1 a 3 sesiones. Si se deseara mayor densidad, dependiendo de la disponibilidad de la zona donante se puede realizar otra sesión adicional, aunque el periodo para repetir las sesiones varía desde unas semanas a meses. Existen casos especiales en los que se recomienda además del trasplante realizar otros procedimientos para reducir la zona alopécica y dar más densidad capilar. Estos procedimientos se evaluaran en cada caso particular. En los casos en los que la calvicie continúe avanzando puede repetirse la intervención en el futuro.

La zona dadora es la zona de la que se obtiene el pelo.

El área dadora es en los hombres toda la "herradura" que va de una oreja a la otra y en las mujeres la zona de la nuca. En ambos casos el pelo de esa zona no está predispuesto genéticamente para perderse y cuando lo llevamos del área dadora al área receptora crece con las características de la zona de donde la hemos cogido.

No, en ningún caso, se rasura la zona calva realizándose el trasplante con la longitud habitual de su pelo.

Con un equipo experimentado y el material adecuado, en 2-4 horas se trasplantan gran cantidad de cabellos (3000 a 5000) con excelentes resultados cosméticos. Es una cirugía que implica gran paciencia, pues se trata de un cultivo. Se obtiene como mínimo un 95% de crecimiento del total de los pelos trasplantados, es decir, que lo máximo que puede perderse del trasplante es un 5%. Los pacientes están altamente satisfechos con los resultados de la intervención.

Es necesaria experiencia y cantidad para obtener la mejor calidad. Maximizar las unidades que tiene el paciente: su capital de pelo.

No, ya que es el propio pelo del paciente que se trasplanta de un área "en la que sobra" (zona dadora) a otra "en la que falta" (zona receptora o zona calva).

El presupuesto dependerá de la zona a repoblar y de la técnica que empleemos.

El presupuesto será personalizado y adaptado a cada caso.

Previamente a la intervención se recomienda para su seguridad la realización de un estudio de coagulación y un electrocardiograma para descartar cualquier patología que pudiera desconocer y pudiera interferir en el desarrollo del trasplante.

Por su seguridad es necesario que permanezca 6 horas de ayunas de sólidos y 4 horas de ayuno de agua.

El trasplante de pelo es una intervención laboriosa, pero segura. Desde un punto de vista teórico, es posible el sangrado o la infección, que en la práctica de las muchas intervenciones que se hacen, no se dan.

Existen varias técnicas para realizar el trasplante capilar. Dado que la extracción de los folículos y/o la implantación de los mismos se realizan uno a uno con ayuda de microscopios o lentes de aumento el procedimiento es largo. Pudiendo tener una duración estimada de 5 a 10 horas, variables según el caso.

Tanto para la extracción como para la implantación de los folículos se realizan unas microincisiones en la piel. Previo a las mismas se infiltra con anestesia local el cuero cabelludo. Durante la infiltración se pueden notar unos mínimos pinchazos acompañados de ligero escozor en la zona. Una vez hecha la infiltración el trasplante NO es doloroso. Las primeras horas post-trasplante puede notar la zona tratada ligeramente acorchada, el dolor es rarísimo y escaso de existir. No obstante usted recibirá una medicación analgésica por si la precisase.

El trasplante capilar es un procedimiento de Dermatología que se realiza bajo anestesia local en el cuero cabelludo.
IMEMA por su seguridad y confort le ofrece la asistencia de Anestesiólogos que garantizan la óptima anestesia local en cada caso y le proporcionarán relajación y confort para el largo procedimiento.

El trasplante capilar es un procedimiento largo en el que se le va a administrar anestesia local y una serie de medicaciones para su seguridad y confort. Por lo tanto SÍ debe acudir acompañado a nuestras instalaciones. Informaremos a su acompañante cuando falte aproximadamente media hora para finalizar el procedimiento.

Vas recibir medicaciones que pueden menoscabar tu capacidad de atención. Por lo tanto NO puedes conducir, manejar maquinaria peligrosa ni tomar decisiones legales o importantes en las primeras 8 horas post-procedimiento.

El pelo inicial nace más fino y más claro que el del resto de la cabeza, periodo que oscila entre los 6 y 8 meses, crece y se vuelve largo y pigmentado. La utilización de minoxidil tópico pre y post trasplante acelera el periodo de crecimiento de pelo trasplantado.

Puede realizar actividades sedentarias desde el siguiente día a la intervención.

Se pueden practicar actividades deportivas después de la segunda semana.

También puede nadar o ir al mar 15 días tras la intervención.

Después de un tiempo corto en la sala de reposo el paciente saldrá por su propio pie el mismo día. Sin embargo, no recomendamos la conducción de vehículos después de la primera intervención, le aconsejamos que vuelva a casa haciéndose llevar por un familiar o acompañante.

La administración de antiinflamatorios, antibióticos y analgésicos al inicio de la intervención hace innecesaria habitualmente la ingesta de niungún otro fármaco, ya que disminuye considerablemente la posibilidad de edema postoperatorio y de dolor, y hace prácticamente inexistente la posibilidad de infecciones.

Se debe lavar la cabeza a las 12 horas de la intervención y de ahí en adelante diariamente, ya que disminuye el periodo de duración de las costritas que se forman en la colocación de los injertos a los 5-7 días.

Al acabar el trasplante nuestro personal le entregará una serie de instrucciones por escrito en las que se detalla el cuidado del cuero cabelludo. Así como nuestros medios de contacto: teléfono, mail, web, dirección postal. No dude en contactar con nosotros con cualquier duda, estaremos encantados de ayudarle.

Al acabar el trasplante el personal de nuestras instalaciones le ofertará un tentempié líquido y sólido. Una vez en su domicilio debe hacer una cena ligera al gusto.

Considerando que el procedimiento va acompañado de un periodo de ayuno, NO es conveniente la realización de ejercicio intenso previo, ni las primeras horas tras el trasplante.

No necesita cuidados específicos. Se le facilitará unas instrucciones precisas en cuanto a la forma y frecuencia de lavado del pelo, utilización de frío para bajar la inflamación,...

Se puede lavar la cabeza la mañana siguiente al trasplante de pelo con su champú habitual.

Podrá teñirse el pelo, si lo desea, unos días antes del trasplante y dos meses después de realizarlo.

Podrás volver a utilizar el casco dos semanas después del trasplante de pelo.

Deberás evitar la exposición al sol de la zona trasplantada durante los dos meses siguientes al trasplante. Por ello, si vas a la playa, el campo o la nieve deberás utilizar una gorra en ese periodo.

Las "costritas" se desprenderán entre 5-7 días después del trasplante y la inflamación desaparecerá también en ese periodo de tiempo.

En algunos casos se puede perder parte del pelo que conservabas en la zona trasplantada, tomaremos las medidas para evitarlo. Si a pesar de ello se produjese la caída de pelo, este se recuperará totalmente en 4-6 meses.

Contactaremos periódicamente contigo para conocer la evolución. Un esmerado servicio de atención postrasplante atenderá cualquier duda que te surja telefónica, personalmente o por videoconferencia.

Sí, siempre y cuando se utilice el láser adecuado, es decir, tenga la suficiente energía y potencia para destruir los folículos pilosos y el vello a eliminar sea el idóneo: Cuanto más oscuro y grueso mejor.

El vello facial hay que ir eliminándolo progresivamente, lo que implica un mayor número de sesiones que en otras áreas corporales de la mujer.

Sí, siempre y cuando la zona a depilar no esté bronceada intensamente. En IMEMA planificamos las sesiones de cada paciente, programando una para antes del periodo estival y así puede disfrutar de sus vacaciones sin tener que preocuparse del vello. Al regreso, dejamos pasar un mes, antes de la siguiente sesión, para que la piel deje de estar bronceada y recupere su tono natural.

En cualquier caso en IMEMA, disponemos de láseres que se pueden aplicar en verano.

En IMEMA tomamos la precaución de recomendar a nuestros pacientes que, tras la depilación, no tomen el sol hasta pasados tres días y aplicándose un protector solar. También les aconsejamos evitar la exposición solar un mes antes de someterse al tratamiento de depilación.

Depende de cada persona, su fototipo de piel, así como el grosor y color del vello, pero en general en la mayor parte de las zonas, oscilan entre 2 y 5 sesiones.

Sí el pelo cano, porque al carecer de melanina el pelo no capta el láser.

El Láser Vectus está recomendado para todas las pieles, tanto masculinas como femeninas, pero además,  Vectus TM   ha demostrado que es más eficaz en el pelo fino y pieles claras que ninguno de los láseres existentes hasta la fecha.

La indicación aprobada actualmente es para entrecejo y parte superior de las cejas. Un buen número de profesionales lo usa también para las patas de gallo.

El Botox es el tratamiento estético más utilizado en España.

Sus efectos duran entre cuatro y seis meses, si bien a medida que se repiten los tratamientos se prolonga el efecto.

Pueden aparecer hematomas, en la mayoría de los casos pequeños, perfectamente camuflables bajo el maquillaje.

Lo más frecuente es la aparición de pequeños hematomas e inflamación que desaparecerá en pocos días. Si se utilizan microcánulas para infiltrar el relleno, estos riesgos se minimizan mucho.

Menos es más, hay que ir poco a poco evaluando el siguiente paso para conseguir un resultado natural en los labios. Ya no buscamos el aumento de forma exagerada, sino, únicamente una remodelación labial, reponiendo aquel pequeño volumen que se pierde con el paso del tiempo, quedando naturales, muy hidratados y luminosos.

Puede realizar vida completamente normal después de finalizada la sesión.

Un año, si bien varía dependiendo de la edad, zona, relleno empleado,...

Al tratarse de un procedimiento en el que se infiltra el plasma sanguíneo rico en plaquetas del propio paciente, es nulo el riesgo de alergias, rechazo o infección.

No hay que esperar ningún tiempo, inmediatamente después se pueden reincorporar a su vida social o laboral porque no deja marca o rojez alguna sobre la zona tratada.

Este tratamiento es totalmente compatible con otras técnicas para frenar el envejecimiento, como el botox, el láser y los rellenos de ácido hialurónico.

Es un tratamiento útil para combatir el envejecimiento de cara, escote y manos; por otro lado es la técnica más novedosa para frenar la caída del pelo y mejorar los resultados de los trasplantes de pelo.

No. Ya que según el proceso de elaboración al que se haya sometido la sangre obtenida resultará un preparado de plasma diferente.

En IMEMA disponemos de la tecnología más avanzada para obtener el mejor concentrado de plaquetas.

No. Existen diferentes tipos de peelings. Se utilizarán unos u otros en función del tipo de piel y del problema a tratar.

Tu especialista te aconsejará el tratamiento más adecuado para tu problema.

En IMEMA disponemos de la tecnología más puntera para combinarla personalizando tu tratamiento.

Es conveniente esperar unas horas para permitir que se cierren las micropunciones y minimizar el riesgo de infección.

Puede durar años, si bien, es variable de unas personas a otras.

Sí. A medida que avanza el envejecimiento y se va descolgando la piel, puede ser necesario reforzar la tensión de la misma.

Esta indicado en pacientes que quieran prevenir o borrar el paso del tiempo en las manos, cara, cuello y/o escote, de manera que estemos lo mejor posible a nuestras correspondientes edades. Son tratamientos no solo correctores sino asimismo preventivos que es hacia donde  se encamina actualmente la Medicina Estética.

No. Utilizamos siempre un anestésico local (crema) con lo que no hay dolor.

Dependiendo del protocolo escogido para cada paciente podemos hacer una o varias sesiones de tratamiento.

Si, en ocasiones lo combinamos con Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas o Láser Fraccionado Pixel o Peelings Químicos según cada caso.

El paciente puede retomar su vida normal de inmediato. Sin duda para el mantenimiento de los resultados es recomendable el uso de tratamientos cosméticos específicos según el tipo de piel y las características particulares de cada caso, que el especialista te recomendará.

Los láseres fraccionados se utilizan para eliminar arrugas, tratar manchas, así como cicatrices de acné; al tiempo que tensan la piel, mejoran su tono y textura.

El láser pixel es uno de los pocos capaces de tratar el delicado contorno de los ojos para eliminar las arrugas finas, alrededor de los mismos.

El láser y la Luz Pulsada Intensa (LPI) son hoy en día los tratamientos más eficaces en este tipo de lesiones de tan fino calibre. En las telangiectasias de las piernas en ocasiones puede asociarse la esclerosis, permitiendo una resolución más rápida de las lesiones.

No. Una vez que se ha conseguido la termocoagulación de la lesión, el efecto sobre la lesión vascular es irreversible.

De forma ocasional puede apreciarse cambios transitorios en la coloración de la piel, que se resuelven habitualmente de forma espontánea.

No. Para las arañas y lesiones de menor tamaño la LPI con filtros adecuados, supone la mejor opción terapéutica. Para las lesiones que tengan un calibre mayor y estén más profundas, el láser Nd-Yag es, en la actualidad, el tratamiento más eficaz.

En la mayoría de las ocasiones estos tratamientos pueden hacerse en verano, si bien en ocasiones es aconsejable evitar los meses de mayor exposición solar.

Esto va a depender de la profundidad y cantidad de pigmento con el que esté hecho el tatuaje.

Los tatuajes en zonas en las que la piel es más fina y la tinta está más superficial en la piel, como cabeza, cuello, muñeca,... son los que precisan menor número de sesiones.

En zonas como piernas, brazos y espalda, la tinta del tatuaje se encuentra a mayor profundidad y la piel es más gruesa, por lo que requieren un mayor número de sesiones.

Es recomendable aplicar crema anestésica en la zona a tratar una hora antes del tratamiento.

El láser actúa fraccionando las partículas del pigmento. Estas partículas son reabsorbidas por nuestro organismo y eliminadas posteriormente a través del sistema linfático.
En general la sesión es rápida gracias a los láseres que emiten a 10Hz (es decir, 10 impactos por segundo).

Una vez finalizada la sesión, se aplica pomada antibiótica y se cubre la zona tratada con un apósito.

Las curas deben realizarse a diario hasta que la piel se recupera. Es normal la aparición de inflamación leve, hematoma y en ocasiones pequeñas ampollas que se producen debido a la explosión del pigmento bajo la piel.

Transcurrida la primera semana, la zona tratada puede llevarse descubierta, procurando evitar la exposición solar y aplicando una crema cicatrizante.

La siguiente sesión se realiza una vez haya transcurrido un mínimo de un mes y medio desde la primera sesión, para que el organismo regenere la piel y el sistema linfático realice la recogida del pigmento fragmentado en la sesión anterior.

Sí. Los mejores resultados se obtienen cuando los tatuajes son de color negro; otros colores necesitan otro tipo de láser que en algunos casos puede dejar cicatriz.

En el momento actual disponemos de la tecnología láser adecuada para eliminar o disminuir las cicatrices del acné.

Una vez que el tratamiento dermatológico adecuado haya "controlado" tu acné, o que este se haya "resuelto", podrás tratar las cicatrices debiendo dejar pasar al menos 6 meses si has utilizado tratamientos con isotretinoina o 13 cis retinoico.

La lactancia materna no se ve afectada por las prótesis, ya que estas se colocan detrás de la glándula mamaria.

Solamente habrá que cambiar las prótesis mamarias en caso de rotura, lo que ocurre en menos del 1% de los casos, o por cambios en su figura que hagan más aconsejable cambiar la prótesis para mantener el resultado estético.

Existen diferentes tipos de prótesis, tanto en los materiales de los que están hechas (gel silicona, suero salino,...). Como en cuanto a la forma (redondas, en forma de gota,...) y en cuanto a la superficie (lisas, texturizadas,...).

Las prótesis de gel cohesivo de silicona de última generación y de forma anatómica de las primeras marcas, tienen un riesgo de rotura menor y un mejor tacto.

Tu Cirujano personalizará las prótesis, pudiendo recurrir a la Tecnología Informática punta que está disponible en IMEMA.

Nuestros Cirujanos utilizan habitualmente anestesia local con sedación, de manera que la intervención sea totalmente confortable.

La cirugía de los párpados es una cirugía muy protocolorizada, ya que se realiza muy frecuentemente.

Las complicaciones son muy poco frecuentes y en la mayor parte de los casos temporales. Puede aparecer lagrimeo, leve deslumbramiento con luces intensas y de manera muy rara alteraciones de la cicatrización.

Se aconseja realizarla a partir de los 7 años cuando las orejas han alcanzado su tamaño normal.

En personas mayores también se puede realizar esta cirugía logrando, con técnicas específicas, buenos resultados.

Las molestias se atenúan fácilmente con los analgésicos habituales.

Aquellas que presenten una alteración estética de la nariz (acompañada o no de disfunción respiratoria) y quieran mejorar su apariencia y/o función.

Habitualmente, si se emplea la técnica adecuada se consiguen unos resultados naturales, logrando una curvatura prácticamente normal.

Se realiza un estudio detallado de los rasgos faciales para obtener una nariz de aspecto natural, armónico y de acuerdo con el rostro.

En ocasiones se utilizan herramientas informáticas para establecer con precisión la zona a tratar.

Aquellas personas con zonas localizadas de grasa que no se pueden eliminar con dieta y ejercicio.

Los resultados son mejores cuando la piel conserva una buena elasticidad.

Los adelantos en las técnicas quirúrgica, anestésica y en la medicación empleada han conseguido reducir significativamente el edema, la inflamación, los dolores y hematomas, reduciendo considerablemente el tiempo en que hay que llevar faja.

La mayoría de las personas que se someten a esta intervención están satisfechas con los resultados al lograr un abdomen firme y plano.

Los resultados se alcanzarán de 6 a 8 meses después de la intervención pero empezarán a ser visibles ya desde los 2 meses postcirugía.

Para mantener los resultados deberán de seguir una dieta y un plan de ejercicio físico personalizados.

En la actualidad existen tratamientos muy eficaces para el acné que permiten su eliminación. En la mayoría de los pacientes desaparece espontáneamente en torno a los 25 años.

En el momento actual disponemos de la tecnología láser adecuada para eliminar o disminuir las cicatrices del acné.

Una vez que el tratamiento dermatológico adecuado haya "controlado" tu acné, o que este se haya "resuelto", podrás tratar las cicatrices debiendo dejar pasar al menos 6 meses si has utilizado tratamientos con isotretinoina o 13 cis retinoico.

Existen múltiples causas que pueden provocar caída de pelo. En Imema establecemos un diagnóstico precoz y el tratamiento más adecuado para cada uno de nuestros pacientes.

En la actualidad disponemos de tratamientos eficaces para la alopecia androgénica y otras causas de pérdida de pelo.

El finasteride por vía oral y el minoxidil en aplicación local son los fármacos más efectivos.

El plasma enriquecido con factores de crecimiento puede ser útil en algunos casos.

En casos leves y moderados el tratamiento con toxina botulínica (botox) es la mejor opción.

La hiperhidrosis es un problema frecuente en hombres y mujeres jóvenes que se puede agravar por estados de ansiedad, estrés,...

Generalmente en los casos moderados es suficiente con una sesión anual que se realiza en primavera, prolongándose sus efectos durante la etapa estival.

En casos graves se pueden repetir las sesiones cada cuatro, cinco meses.

Puedes sentir molestias en la zona de la inyección. De manera poco frecuente puedes tener malestar general unos días.

En la fase más avanzada de la rosácea aparecen arañas vasculares (dilataciones de los vasos superficiales).

El tratamiento con láseres específicos para eliminar las lesiones vasculares mejora sensiblemente la rosácea.

El láser permite obtener excelentes resultados en el tratamiento de las rojeces  presentes en la rosácea, así como el "flushing" que tienen estos pacientes ante los cambios bruscos de temperatura ambiente.
Imema dispone de la tecnología láser más avanzada para coagular de manera selectiva los pequeños capilares que son la  causa de las rojeces.

Se trata de un tipo de cáncer, originado en los melanocitos, muy agresivo. La supervivencia del paciente depende en muchos casos de la detección y tratamiento precoces, por lo que es fundamental detectar el melanoma cuanto antes.

Se trata de un tumor que es muy frecuente a partir de la sexta década de la vida y que crece lentamente con posibilidad de destrucción local, pero rarísimamente se disemina a otros órganos. El epitelioma basocelular debe ser tratado para evitar que continúe creciendo.

Se trata de un tumor cutáneo maligno que tiene capacidad de producir destrucción local y metástasis por vía linfática y sanguínea. Aparece casi siempre sobre alguna lesión precancerosa. Es más frecuente en zonas del cuerpo expuestas a la luz solar, particularmente la cara.

El factor más importante es la exposición solar en sujetos predispuestos (piel blanca, pelo rubio y con ojos claros).

Debe de prestar especial atención a los cambios en el tamaño, color, forma y a la aparición de síntomas como el dolor, picor o sangrado espontáneo.

La dermatoscopia permite detectar de forma precoz cambios en los lunares que pueden ser, todavía, imperceptibles para el ojo humano y por tanto, para el Dermatólogo.

La dermatoscopia es una técnica totalmente indolora e incruenta que toma imágenes de cada uno de los lunares permitiéndonos, observar su estado en profundidad.

La dermatoscopia es una técnica que permite, con una precisión alta, evitar las extirpaciones quirúrgicas innecesarias de algunos lunares atípicos pero que no presentan malignidad.

Su Dermatólogo evaluará la necesidad de tratamiento quirúrgico e intentará lograr la mejor cicatriz posible. En caso de que el motivo de la cirugía sea "estético" valorará, previamente, la cicatriz que podría resultar.

En los procedimientos de Cirugía Dermatológica se emplea habitualmente anestesia local que garantiza la realización del procedimiento con absoluto confort.

La anestesia garantiza la ausencia del dolor.

En Dermatología empleamos una sencilla técnica "el afeitado" que permite eliminar la parte de la lesión dermatológica que sobresale por encima de la piel mediante una sencilla técnica de "afeitado".

Sí. La sustancia que se administra sólo tiene efecto local, por lo que la probabilidad de afectar a venas importantes es prácticamente imposible. De forma absolutamente excepcional los pacientes refieren cefalea, visión borrosa o tos, que desaparecen en unos minutos tras el tratamiento.

No. No son necesarias ni la aplicación de pomadas anestésicas ni ninguna otra preparación.

Tras cada una de las sesiones el paciente debe llevar unas medias elásticas durante unos días y se deberá aplicar una pomada, para minimizar la probabilidad de hematomas. Por lo demás, los pacientes podrán hacer una vida rigurosamente normal tras el tratamiento.

No. Las venas tratadas desaparecen. Sí puede ocurrir que salgan, con los años, otras nuevas más pequeñas y en menor cantidad, en otras localizaciones diferentes a las tratadas.

Puede decirse que actualmente pueden operarse de varices mediante estas técnicas la práctica totalidad de los pacientes. Sólo algunos pacientes de forma excepcional no podrán ser intervenidos empleando estos procedimientos. Tu cirujano te informará de la mejor alternativa quirúrgica para tu caso.

Con estas modalidades de tratamiento poco cruentas, la vuelta a la vida normal es rápida. La mayoría de los pacientes que ya han sido intervenidos con estas técnicas se han incorporado a su trabajo antes de transcurrida una semana desde la intervención.